March 25, 2012

THE DECADE, 10th Anniversary of the GazettE

Nuevamente, ¡aquí estoy de vuelta tras semanas sin dar señales de vida!
Seguro que ya pensabais que me había dado otra de mis rachas y había desaparecido, pero no... simplemente he estado cumpliendo un sueño. Y para demostrarlo, aquí os traigo un Live Report (el primero que escribo) sobre el décimo aniversario de the GazettE, en el pude estar tras mucho esfuerzo.
Sin ánimos de daros más la lata, aquí os lo dejo:


Para mí y para las dos amigas que me acompañaban en este viaje, el día 10 de marzo empezó a eso de las 6 de la mañana cuando los despertadores empezaron a sonar. Habíamos llegado a Tokio la noche anterior, en medio de la lluvia, y apenas habíamos dormido un par de horas, sin embargo la emoción del concierto nos llenaba.

Como siempre ocurre en estos casos, se formó todo un caos para arreglarnos, vestirnos, maquillarnos, peinarnos adecuadamente. Lo gracioso del asunto, es que en condiciones normales ninguna de las tres se habría tomado tanto tiempo en esto, pero seamos justos, era el décimo aniversario de the GazettE a lo que íbamos y había que al menos intentar estar perfectas, aunque luego llegásemos al Makuhari y nos desmoralizásemos por la cantidad de chicas adorables y perfectas que había por allí.

Salimos del sitio dónde los alojábamos a eso de las 8:30 de la mañana, e imaginaros nuestras caras cuando al salir a la calle vimos que estaba nevando, si bien no con suficiente fuerza como para cuajar, si como para que hiciera bastante frio.

Tras unos cuantos problemas en la estación, buscar la plataforma correcta, esperar a una amiga que al final había tenido que coger otro tren y demás inconvenientes típicos de cuando se tiene prisa, nos montamos en el tren que nos llevaría hacia el Makuhari Messe Hall, hacia the GazettE. El tren estaba lleno de fans, fácilmente reconocibles. Es verdad que las y los fans de the GazettE nos podemos reconocer fácilmente entre nosotros.

Llegamos al Makuhari a las 10~10:30, y de inmediato nos pusimos en cola para comprar los goods, estando bajo la lluvia. En teoría, el puesto de goods se abriría al público a las 13:00h de la tarde, así que imaginaros cómo estaba nuestro ánimo de sólo pensar que tendríamos que pasarnos cerca de tres horas bajo la lluvia, con un horrible frío que nos calaba los huesos hasta que pudiéramos comprar los goods. Gracias a alguna deidad, finalmente abriendo una hora y media antes, más o menos, y la cola avanzó bastante rápido, supongo que ayudó haber estado de las primeras. 

Cuando pudimos bajar, nos encontramos con los arreglos florales que les habían llegado a los chicos como regalo en este día importante para ellos, había de la revista Rock and Read (con cuyos editores Aoi se lleva especialmente bien), Shoxx, Fool’s Mate, B=Pass y de algunos otros grupos. Lastimosamente, entre la lluvia y que los estaban retirando ya (imagino que para que no se estropearan más), no hubo forma de hacerles una foto.  Al girar mi vista al lado contrario, lo vi por fin. Un camión enorme con la imagen de the GazettE, con el look que utilizarían en ese concierto. Siendo sincera, mi vista fue directa a Ruki, quién por vestir de rojo resaltaba más. Seguidamente al pelo de Aoi; cuando se lo puso rosa por primera vez para el Tokyo Dome, pensé en lo genial que sería verle tocar en directo con ese pelo y ahora estaba a escasas horas de cumplir ese anhelo. Después fui repasando uno a uno a todos los miembros, en ese momento estaba empezando a creer que de verdad los iba a ver en directo, que de verdad el esfuerzo de todo un año había valido la pena sólo para estar allí.

Al lado de ese camión, habían puesto otro, abierto, para que pudiéramos ver los goods que se iban a vender en el concierto, muchos de los cuales Ruki no había avisado por twitter y que por tanto pillaron un poco de sorpresa, también había una muestra de goods del último tour (pero no estaba la bolsa que yo quería). Bajo los goods, habían deshecho varios pamphlets, y pegado las fotografías en forma de mosaico. Me hubiera gustado sacar fotos de todo eso, pero con la emoción del momento, la lluvia, la gente a mi alrededor… no sabía ni para dando mirar, menos sacar una foto. 

Lo siento por la mala calidad, pero fue hecha con el móvil.
Finalmente llegamos a la zona de compra de goods, y aunque había ido con la idea fija de casa de comprar una serie de cosas, Ruki desbarató todos mis planes. Mi intención era comprar un lucky pack de 5000 yen, una bolsa de viaje y el pamphelt, pero al llegar allí me encuentro con que la bolsa de viaje que quería era de leopardo, y no me gustaba para nada. Finalmente me decanté por comprar el lucky pack de 10.000 yen, el pamphlet y una bolsa, además de los encargos que me habían pedido. Y para qué mentir, tras ver el contenido del mentado lucky pack no podría haber estado más contenta con mi elección: pamphlets de otros tours, muchos de mis favoritos, camisetas que quería (aunque me quedan algo grandes…), goods de otras giras y del Tokyo Dome. En definitiva, para mí, que no he podido ir a tantas giras como me habría gustado, fue toda una gozada, pese a que me asusté muchísimo cuando noté el peso de la bolsa.


Tras cotillear brevemente todo, lo dejamos en consigna, porque cualquiera aguanta semejante peso todo el día, y nos fuimos dentro del Makuhari para entrar un poco en calor y comer algo. Después de un rato de dar vueltas, bajamos a dónde nos habían indicado que debíamos recoger las entradas. A decir verdad, no estaba muy esperanzada con ellas, sabía que muchas chicas habían comprado muchísimas entradas, y que estas en teoría iban numeradas y como las había comprado tarde no esperaba un gran sitio. Imaginaos mi sorpresa al llegar allí y ver que no estaban asignadas, los números se daban por orden de llegada y nosotras obtuvimos las entradas número 137 y 138.  Tras eso, nos fuimos a dar otra vuelta, a la espera de encontrar a la chica  a la le habíamos comprado una entrada para una amiga. 

Durante ese rato de paseo nos encontramos con varias chicas con las que suelo hablar por twitter y otras redes. Todas muy majas, todas muy emocionadas con el momento, encontramos a la chica a la que le habíamos comprado la entrada y fuimos con ella, que casualmente era también amiga de las chicas a las que ya conocíamos, a recoger las entradas. Mientras esperábamos en la cola por las entradas, podíamos oír de fondo a the GazettE ensayando, sin duda un buen acompañamiento.

Y pasó, los primeros acordes de Wakaremichi, su primera canción, llegaron hasta nosotras. Recuerdo el grito de una de las chicas que nos acompañaba, seguido de los nuestros, sus posteriores disculpas mientras todas le decíamos que no pasaba nada, que todas habíamos reaccionado igual. Sin duda, la cara de los miembros del Staff fue épica. Pero la cosa no acabó ahí, cuando nos disponíamos a irnos, un nuevo grito de la misma chica nos detuvo. Había un hueco, enorme, desde dónde se podía ver la sala y el escenario al fondo, y sobre este, ellos ensayando. Por supuesto, nos faltó tiempo para acercarnos a ver si conseguíamos ver algo, pero las luces nos cegaban y antes de ver gran cosa se apagaron dejando la sala a oscuras.

Tras esto nos fuimos a comer, aunque en lo personal tenía el estomago totalmente cerrado y sólo comí unos pequeños trocitos de pollo, cosa que me pasaría factura en el concierto. Luego, por unas cosas y otras, ayudando a una chica a guardar sus cosas terminamos un llegar un poco tarde a nuestra fila, iban por el número 600 y nosotras éramos el 100, así que imaginaros. No obstante, se suponía que era con asientos asignados, por lo que no nos preocupamos, aunque siguiendo a la gente corrimos como locas hasta el interior de la sala, para toparnos con un concierto al estilo europeo. Pista libre, sin asientos, sin vallas, sin nada. Casi me da algo al pensar que habíamos perdido la oportunidad de un buen sitio, pero miré hacía el puesto frente a Aoi y… ¡casi vacío! Corrimos hacía allá y nos colocamos en una tercera/cuarta fila, justo frente a Aoi y ligeramente pegadas a la valla que abría un camino entre el público. 

Y justo en ese momento, terminé de creerlo. Estaba allí, a escasos metros del escenario, esperando por ver al grupo que desde hacía años me había acompañado con su música, a ese que había pensado que no vería jamás tras haber estado a punto de conseguirlo en tres ocasiones. Ante los ojos de mis amigas que me abrazaban y me decían: ‘Estamos aquí’ me entró la llorera sin remedio. Realmente fueron muchísimas emociones en un solo momento.

Tras un rato de espera, en el que (aunque a nadie más le importe) pude ver a mi ídolo de la fotografía, Sumumu Miyawaki, pasar por mi lado, las luces se apagaron y empezó a sonar una melodía con toques electrónicos, ¿dónde estaban las usuales canciones de Guns N’ Roses?

Unos minutos después, con una intro compuesta por Aoi (esto es impresión mía, está sin confirmar), fueron subiendo al escenario uno por uno.

El primero en salir fue Kai, mientras que en las pantallas que había a ambos lados del escenario empezaban a salir fotos de él, desde el 2003 hasta la actualidad. Al son de los gritos de las fans que clamaban por él, Kai pisó el escenario, saludó a los fans con su preciosa sonrisa y se sentó tras su batería.

Las pantallas volvieron a iluminarse para mostrar esta vez imágenes de Uruha, desde el 2002, y mientras tanto Uruha cruzaba el escenario acompañado por los gritos de las miles de fans que coreaban su nombre. Sobre Uruha debo comentar, que me sorprendió lo tremendamente guapo y atractivo que se veía; era como si algo en él te obligase a clavar tu vista sobre su persona, era ese tipo de sensación que no se puede percibir en un DVD.

El siguiente en salir fue Reita, y nuevamente se repite la secuencia de imágenes en las pantallas con el bajista como protagonista. Como hicieran sus compañeros, saludó a los fans y se colocó en su puesto con su bajo colgado, listo para tocar.

El cuarto en salir al escenario fue Aoi, acompañado por los gritos de las fans y las imágenes en la pantalla. Mientras me dejaba la garganta gritando su nombre no sabía hacía dónde dirigir mi mirada, si a la pantalla sobre mí o al propio Aoi, quien había entrado al escenario como toda una estrella del rock, saludando a su público y haciendo el teatral gesto de abril los brazos y dejar caer su cabeza hacia atrás (Insisto en que estaba encantando con las tiras de encaje que colgaban de sus brazos). Además, fue colgarse su guitarra y empezar a menear sus caderas, verdaderamente este hombre no sabe estar quieto.

Finalmente, las pantallas volvieron a mostrar una última secuencia de imágenes y Ruki, ataviado con un traje negro bajo una gabardina negra y roja salió al escenario colocándose en su posición y siendo recibido por el clamor de los fans allí congregados. 

Imagen de ClubZy
Para sorpresa del público abrieron el concierto con Miseinen, una canción cargada de significado para Ruki, el grupo y todos los fans. Normalmente esta canción es la que suele cerrar los conciertos, así que hubo un momento en que no entendíamos bien qué pasaba, pero a los pocos segundos ya habíamos caído en cuenta de que el concierto había empezado y una avalancha humana de fans corrió hacia el frente del escenario, tanto así que sin siquiera planteármelo acabe llegando a la segunda fila frente a Aoi. Al final de Miseinen lanzaron las típicas cintas plateadas propias de esta canción, en esta ocasión llevaban escrito el nombre del grupo, el del concierto, la fecha y el lugar en que se celebraba. Gracias a que estaba tan cerca del escenario pude agarrar unas cuantas, que mantuve en mi mano durante todo el concierto.

Siento la mala calidad, es una foto del móvil.
Akai ONE PIECE, fue la segunda canción, anunciando qué tinte iba a tomar este concierto. Ruki se movía en el escenario agitando sus manos para el baile de esta canción, siendo acompañado por todos los fans. La sensación de estar allí, de acompañar esos movimientos es sublime, aán cuando sientes tu cuerpo totalmente atrapado por el empuje de los fans detrás de ti. En un momento dado Reita se acercó al borde del escenario y tocó su bajo al lado de Ruki. Mientras la canción seguía y yo agitaba mis manos, y mi cuerpo entero al rimo de la música, mi vista estaba clavada en Aoi, quien bailaba y tocaba con una sonrisa pintada en los labios con su mirada fija sobre dónde yo me encontraba, dónde estábamos casi todos los que somos sus fans.

Seguidamente, empezó Haru ni Chirikeri mi wa Kareru de Gozaimasu, otra de las antiguas de the GazettE y una que muy pocas veces han tocado en un concierto.  Esta canción fue un shock total por el hecho de que Ruki ¡ponía voces! ¿Cuántos años hacía desde que había dejado de hacer eso? ¡Muchos! Y, sin embargo, ahí estaba Ruki de nuevo, poniendo voces, haciendo guturales, moviendo todo su cuerpo en su típico y gracioso baile por todo el escenario con una energía envidiable. Yo en mi posición estaba que me moría.

Le siguió ~Zestu~, otra de las antiguas, dónde nuevamente Ruki puso voces como hacía años que no lo hacía. No fui muy consciente del escenario en esta canción, mis ojos estaban en todo momento clavados en Aoi, no quería perderle ni un solo momento de vista mientras sus dedos viajaban por su guitarra, pese a que aquí realmente pensé que no podría aguantar. Para la mitad de la canción mi vista comenzaba a nublarse a ratos y tenía que apoyarme en mi amiga, para poder respirar un poco de aire.

Tras ~Zetstu~ empezaron a sonar los primeros rif de guitarra de Psychedelic Herenoice, canción que es totalmente de Uruha. No suelo decir esto pero, Uruha estaba realmente impresionante en este concierto, todo él desprendía un aura que encandilaba con sólo posar la vista sobre él. Definitivamente, estas son las cosas que no se captan en los DVDs. Por supuesto, Ruki seguía en el centro del escenario con su juego de manos mientras que en la arena los fans tratábamos de seguirle el ritmo. Creo, aunque no estoy segura del todo, que aquí hubo un pequeño momento de fanservice entre Uruha y Ruki.

SWALLOWTAIL ON THE DEATH VALLEY fue "la canción". Esta canción siempre me había enamorado en los DVDs, pero verla en directo… no hay punto de comparación. Aoi a pocos metros de mí, bailando y en un momento dando dándose la vuelta para darse unas palmadas en el trasero que nos mostraba (¡señor!, este hombre me llevará a la tumba…), Ruki haciendo alarde de sensualidad, moviendo su pelvis sugerentemente y terminando la canción lamiendo sus dedos.  Esta canción es una jodida fiesta de hormonas, con Aoi tocando el culo de Reita con una risita traviesa.

Terminada esta canción, las luces sobre el escenario bajaron de intensidad dejándolo casi completamente a oscuras, aunque desde mi posición aún podía notarse a algunos miembros del Staff moviéndose de acá para allá. Cuando las luces se encendieron, el fuego inundó el escenario y mientras Ruki dejaba caer una rosa daba comienzo Ganges ni Akai Bara, deleitándonos a todos con su genial ritmo de batería. Esta es sin lugar a dudas la canción de Kai, compuesta por él y dónde la batería llena todos tus sentidos.

Para mi grandísima alegría, puesto que para entonces ya no podía más y estaba casi al borde del desmayo, empezaron las canciones lentas. Sumire, una canción que creo que nunca habían tocado en directo, fue la primera, sumiendo a toda la sala en una especie de letargo gracias a la grave voz de Ruki.

Kare Uta fue la siguiente canción en sonar, la cual es una de las baladas de the GazettE que más amo, una de las tantas que había soñado en escuchar en concierto. A escasos metros de mi, Ruki cantaba infundiendo todo el sentimiento posible a su voz, Aoi acariciaba su guitarra como si realizara un acto de fe, a su lado Reita tocaba su bajo con una expresión seria pero sin perder ese amago de sonrisa tan típico de él, en la otra punta de escenario Uruha tocaba para sus fans con ese encanto suyo de los conciertos, mientras que en la batería Kai daba todo de sí.

Terminada Kare Uta, los técnicos de Aoi trajeron su guitarra acústica. Lo primero que pensé fue ‘Fith in the Beauty’, ya que viendo el set list me parecía casi imposible que tocasen ‘Shiroki Yuustu’ misma que, además, sólo han tocado en DIM SCENE, sin embargo mi mente quedó en blanco cuando Ruki volvió a su posición en el escenario con una de sus guitarras. ‘¡Cassis!’ fue el grito generalizado de todo el público. Antes de comenzar a tocar, Ruki dijo unas palabras al público y posteriormente los primeros acordes con la guitarra acústica de Aoi llenaron el Makuhari. Cassis es sin duda una de las canciones más especiales para mí, con ella conocí a the GazettE y desde que la vi por primera vez en un live en el Budokan, había deseado escucharla en directo aunque no tenía esperanzas de ello.

Al finalizar Cassis fue el momento del primer MC de Ruki, desgraciadamente mi japonés no es muy bueno, y sólo podía entender palabras sueltas que no ayudaban mucho a saber qué decía Ruki.

Tras el MC, volvieron a las canciones duras, por suerte estaba ya un poco recuperada así que cuando empezó THE $OCIAL ROIT MACHINE$ ya estaba preparada para aguantar esta potente canción. Aoi no dejó de sorprenderme en ningún momento a la hora de tocar, y siendo está una de sus canciones no podía ser para menos. Tras ellos la bandera de DISORDER se mostraba en todo su esplendor. En el público todos saltábamos a un mismo ritmo, realmente era imposible no hacerlo cuando estás aprisionada por la gente, igual que el headbanging o el mover tu cuerpo adelante y atrás. Aún así, lograba mantener mi vista fija en ellos, en los movimientos de Ruki sobre la plataforma, casi como si se masturbara con el micrófono, moviendo su pelvis rítmicamente. Creo que fue en este momento en el que me dio por mirar a una de las pantallas, para ver qué hacían el resto de miembros y me tope con un primer plano de Kai, ¡Madre mía! ¡Pero qué brazos ha echado el muchacho!

Al grito de ‘I AM RUDER’ empezó la famosa Ruder, con la distorsión de guitarra de Uruha y el clásico lamentón de Ruki a las cuerdas de la misma. Y la audiencia enloqueció. La batería de Kai marcó el ritmo del headbanging, todo el público empezamos a saltar como locos, gritando, bailando, lanzando nuestros cuerpos hacia adelante y luego hacía atrás. Las chicas de primera fila dejaban caer su cuerpo totalmente sobre las vallas. En el escenario, el grupo entero corría de un lado a otro, dejándose ver por todas las fans, Uruha se colocó sobre la plataforma central y luego volvió al suelo y siguió corriendo. Reita acompañaba a Ruki en los coros, en serio, sus voces se parecen demasiado.

Acto seguido, la sala se tiñó de rojo mientras que la intro de Vermin comenzaba a sonar. Reita cambió de bajo, utilizando el rojo que estrenase en el Tokyo Dome para esta canción en especial. A comparación con el movimiento desatado en Ruder esta canción parecía casi lenta para los miembros del grupo. En el público saltábamos y coreábamos esta canción al grito de ‘Fall down Mr.Vermin’. El momento en que las guitarras sonaron con el bajo de fondo me dejó extasiada, aún me pregunto cómo consiguen hacerme sentir tanto con tan poco.

A continuación, otra canción bastante nueva, HEADACHE MAN, empezó a sonar con la distorsión inicial, la dura batería y  el bajo, mientras que la voz de Ruki era una cadencia inicial, para subir con un grito gutural. De ahí en adelante todo se desató. Más headbanging, más saltos, esta es una canción increíblemente dura cuando estás rodeada de gente.  Era increíble verlos allí arriba, tocando y moviéndose al ritmo de su música, Aoi agitando la cabeza de un lado a otro, Ruki pegando botes con una pierna sobre la plataforma central… Y una vez más, todos coreábamos al grito de: ‘We are the Cause of Your Headache!’. Finalmente la canción acabó con la risa psicópata de Ruki, y debo confesar que amó esa risa, aunque le quedó mucho mejor en DIM SCENE.

Seguidamente, otra de DIM y una de mis favoritas. IN THE MIDDLE OF CHAOS comenzó a sonar demostrando la gran potencia vocal de Ruki, mientras tanto guitarristas como bajista se acercaban al borde del escenario para tocar allí juntos. 


Una vez más la guitarra acústica de Aoi tomó protagonismo, y esta vez sí que tocaba Filth in the Beauty, en la  cual por supuesto Ruki dejó que el público cantara ‘esa’ parte de la canción que todos creemos que se inventó y no recuerda. (lol) Por supuesto, FITB es una canción dura, así que tanto el grupo como el público hicimos el headbanging con todas nuestras fuerzas. the GazettE se mostró pletórico en esta última canción de la primera parte.

Terminada la primera parte, el grupo dejó el escenario despidiéndose de los fans y, en cuento salieron del el,  los gritos de ‘Encore! Encore!’ llenaron el Makuhari. Para este momento estaba casi decidida a irme de la segunda fila en la que me encontraba, no obstante una chica japonesa, supongo que la verme tan destrozada, se apresuro a ofrecerme agua y gracias a ello pude aguantar donde estaba hasta el final del concierto.
Siendo sincera, no sé cuánto tiempo paso desde que empezamos a llamarles hasta que Reita y Kai salieron de nuevo al escenario para iniciar la segunda parte con su canción.

Ride with the ROCKERS es un espectáculo sublime en un DVD, pero en directo no tiene ni punto de comparación. Pese a no tener una técnica muy pulida Kai es uno de esos baterías que lo deja todo sobre su compañera, y si me quedaba alguna duda, con Ride with the ROCKERS terminó por demostrarme que una las mejores cosas que podría haberle pasado al grupo es que Kai se uniera a ellos. Realmente, este chico de sonrisa encantadora es una verdadera máquina que nos hacía saltar y gritar al ritmo que él imponía, mientras con unos pulmones envidiables hacía guturales. ¿Por qué envidiables? Pues porque en una de esas, gritó sin acercarse al micrófono, ¡y se le escuchó! Por otro lado, estaba Reita. El tío más ruder y adorable que puedas echarte la cara. Con una presencia envidiable se plantó en el lugar que normalmente ocupa Ruki, y empezó a ejecutar su parte con el bajo, mientras animaba al público a saltar y gritar con él. La presencia de Reita en el escenario es ciertamente sobrecogedora, y es imposible quedarte indiferente a ella, es una pena que se menosprecie tanto el talento de este chico.

Un rato después, salieron desde ambos extremos del escenario Uruha y Aoi, para acompañar en los últimos momentos de la melodía, moviéndose por todo el escenario, poniéndose en la posición del contrario y corriendo por las pasarelas. Ver los bailes tan monos de Aoi en directo me dejó totalmente atontada y ya no podía quitarle la vista de encima, pero entonces Uruha se me puso en frente y me quede encandilada de él una vez más. La gente no me cree cuando digo que Uruha estaba increíblemente atractivo y masculino en THE DECADE, pero para que yo lo diga, es que lo estaba y mucho.

Finalmente Ruki salió también al escenario y todos se colocaron frente a la plataforma de Kai. Docenas de visionados de DVDs me hicieron reconocer la canción que seguía, y la batería y los primeros acordes de la guitarra me dieron la razón. Con el cantante, el bajista y las dos guitarras dando la espalda al público inició Nausea and Shudder.  En cuanto la parte vocal empezó, fue como si todos fuesen repelidos por una fuerza invisible que los alejó de la plataforma de la batería, haciéndolos girar y después volver a sus posiciones habituales.

Tras Nausea and Shudder, los primos ritmos de batería y bajo empezaron a sonar, y casi me da algo. ¡Juyonsai no Knife! Las guitarras empezaron a acompañar el ritmo y Ruki comenzó a cantar. Aoi y Reita tocaban levantando su pierna hacia atrás y dando pequeños saltitos. Para el solo de bajo Reita se acercó a la plataforma central y se sentó allí mientras Ruki se apoyaba a su lado. Sí, creo que esto podéis considerarlo como un momento fanservice entre estos dos.

Al final de la canción, y antes de empezar la siguiente, Aoi se acercó a Reita e hizo un gesto que no alcance a ver, Ruki también se había acercado a Reita y este había empezado a tocar unos acordes de una canción muy antigua. Doro darake no seishun empezó a sonar para deleite de los fans, y para el del grupo también, que se veían de lo más emocionados por el efecto que la canción había causado sobre nosotros. Con esta canción todos empezaron a bailar, eché en falta el baile pocky entre Reita y Aoi, pero era claro que si tenían que tocar no podían hacerlo. Al final de la canción Reita cambió el último par de notas, logrando que todos rieran mientras él sonreía de manera traviesa.

Hubo otro MC de Ruki, donde agradeció a todos los fans por estar allí: "¡Después de diez años estamos aquí! Tuvimos nuestro primer concierto en Meikan en torno a este día hace diez años. ¡Había como unas diez personas viéndonos en ese momento! Eramos un grupo raro... bueno, ¡todavía lo somos! Surgimos de la nada, pero nos mantuvimos positivos y hemos hecho un largo camino. Han sucedido muchas cosas buenas y malas en estos años. Incluso hubo momentos en los que pensábamos que podríamos hacer cualquier cosa, y otros en los que pensábamos que quizá deberíamos renunciar... ¡Es gracia a todos los que creyeron en nosotros que seguimos y estamos aquí hoy! ¡Os quiero!"

Tras esto empezaron a tocar Anata No Tame No Kono Inochi, una canción que si bien es habitual de sus set list no deja de ser una maravilla para escucharla en directo. Con los bailes de Ruki y todo el movimiento habitual sobre el escenario.

Nuevamente Ruki volvió a parar para decir unas cuentas palabras y con su clásico ‘Bienvenidos al Infierno’ la locura se desató con Kantou Dogeza Kuminai. Lo normal en esta canción es tirarse al suelo y hacer el headbanging desde allí, pero dado el poco espacio disponible dónde yo estaba nos conformamos con hacerlo de pie. En verdad, si hay una canción realmente dura en los conciertos de the GazettE, es esta. Realmente el infierno se desata cuando empieza. Todo el grupo empezó a correr por todo el escenario, por las pasarelas. Aoi se apoyó en una de las vallas del escenario, un poco más a la izquierda de su sitio habitual para tocar mientras meneaba graciosamente la cabeza. Ruki se paseaba por las pasarelas bebiendo agua y echándola sobre el público. Reita y Uruha corrían también por todo el escenario, el segundo agachándose y alentando a las fans a que gritasen mucho más. En un momento dado, mientras estaban en el lado de Uruha, Aoi se acercó por detrás a Reita y tocó las cintas de su bandana, su cuello y un poco de su espalda, lo que hizo que Reita se girase sorprendido y Aoi se fuera de allí riendo cual niño travieso. Fue sublime vivir esta canción tan dura y divertida en directo.

Tras Kantou, llegó LINDA~Candydive Pinky Heaven~, y aquí perdí la razón. No hay punto de comparación entre verla en un DVD a estar allí, acompañando a Aoi con las palmadas iniciales, moviéndonos como podíamos por el reducido espacio. El escenario era una locura en esta canción, saltos, bailes... El momento siempre espectacular en el que Aoi se pone en la plataforma central para ese magnifico solo de guitarra. Reita girando sobre si mismo con su bajo mientras Ruki entonaba la canción. Sin lugar a dudas, LINDA es una de mis canciones favoritas, y verla en directo era asombroso, no obstante, era una sensación rara, con Linda ya sabía que esto se acababa y por más agotada que estuviera no quería que eso pasará. Podría haber estado toda mi vida allí, viéndoles brillar como sólo ellos saben hacerlo ante mis ojos.

Cuando LINDA terminó, una vez más dejaron el escenario. No pude dejar de notar como una vez más, Aoi besó su guitarra antes de dejarla para salir junto con el resto de compañeros. Por cosas como esa es que admiro tanto a este hombre.

Tras un rato esperando y llamándoles para su segundo encore, volvieron a salir. Entonces, Ruki tomó el micrófono y comenzó en MC diciendo, mientras pasaba su brazo sobre los hombres de Kai, que aunque hace diez años Kai no había estado ahí, él los había acompañado en todo su largo camino. Realmente, habla muy bien de Ruki el cómo valora a Kai, quien realmente es el mejor batería que the GazettE podría haber tenido.  Tras eso, Ruki habló sobre la siguiente canción, una canción muy importante para ellos, que tenía 10 años al igual que ellos,  y nos pidió que escuchásemos con atención.

Los primeros acordes de Wakaremichi empezaron a sonar y yo no sabía qué sentir. La había oído durante los ensayos, y estaba segura que la tocarían por ser su décimo aniversario… pero era la canción  de su separación y la estaban tocando en el último lugar. Con un vistazo rápido a mí alrededor pude ver como las fans japonesas se deshacían en lágrimas temiéndose lo peor. Las lágrimas se agolpaban en mis ojos, esta es una canción realmente especial para mí, pero no dejaba de ser increíblemente triste, aún así no lloré. En un momento dado, los fans allí reunidos comenzamos a entrelazar nuestros meñiques, alzando nuestras manos unidas, para cuando Ruki dirigió el micrófono hacia la audiencia comenzar a cantar. En este momento, sólo se escuchaba la batería de fondo y nuestras voces unidas cantando esta primera canción del grupo, mientras las miradas de todos ellos permanecían sobre nosotros. Ruki, emocionado como estaba, casi parecía a punto de llorar. Siempre había querido formar parte de algo así, aunque un sentimiento agridulce empezaba a llenar mi pecho.

Al terminar Wakaremichi, todos estábamos un tanto inquietos, esperando que aclarasen algo, entonces Ruki se giró, y grito: ‘Last Song!!’ y Shunsetsu no Koro dio inicio. Todos estábamos todavía demasiado abrumados por Wakaremichi así que tardamos un par de segundos en reaccionar, para finalmente empezar a gritar y bailar como locos en esta última canción. Hacía el final de la canción, una lluvia de papelitos blancos y rosas que simulaban nieve, o pétalos de cerezo, cayeron sobre nosotros, esta lluvia duró bastante rato, tanto así que al finalizar el concierto había una capa considerable de ellos sobre el suelo. Tres días después, todavía había de estos papelitos en la habitación dónde nos hospedábamos.

Al terminar finalmente el concierto, todo el grupo se reunió en el centro del escenario. Una vez más Ruki rodeó los hombros de Reita con su brazo mientras que este le abrazó por la cintura.  Kai dio palmadas a Reita, Ruki y Uruha, creo que en la cintura/cadera, pero no estoy muy segura. En esos momentos Ruki tenía el micrófono, pero dijo que a él y también a nosotros, nos gustaría saber qué tenían el resto de miembros que decir, así que le pasó el micrófono a Uruha, que cómo para reivindicar que no se separarían, dijo algo así cómo: ‘Nos vemos la próxima vez’. 

Después se lo pasó a Kai, quien también agradeció a los fans por esos diez años, y fue a pasárselo a Reita. Sin embargo Reita quería pasarlo directamente a Aoi, quién se negaba a ello, así que jugaron al piedra papel tijera para decidir quién hablaba primero, y como siempre, perdió Aoi, así que le tocó hablar. Lo gracioso del asunto, es que una vez que cogió el micrófono no paró de hablar, de lo cual no me quejo, adoro el acento de Aoi. En un momento dado, dijo algo así como: ‘Sé que he hablado mucho, pero…’ y miró al grupo cuando estos estallaron en risas. También agradeció al resto del grupo por estos diez años juntos.

Finalmente, Reita tuvo que coger el micrófono y hablar, mientras Ruki le daba una mirada de: ‘¡Adelante, habla!’. Al final hablo sobre lo agradecido que estaba, y de cómo continuarían durante muchos años más. Ya para terminar, le dio de nuevo el micro a Ruki, quién habló sobre cómo habían pasado estos diez años para él, y diciendo que seguirían durante 15, 20, 30, 40, 45 años más, a este punto todo el grupo soltó una exclamación de sorpresa y se echaron a reír. Realmente, Ruki ama a the GazettE y no dudo que podría estar toda su vida sobre un escenario, verdaderamente su lugar está ahí arriba.

Finalmente, se dieron las manos, aunque Aoi y Reita tuvieron una pequeña pelea por el modo de tomarse las manos (ninguno de ellos quería poner su mano en la posición que la pondría una chica) que Reita solventó agarrando la mano de Aoi desde atrás y entrelazando sus dedos (En serio, estos dos juntos me matan con sus payasadas lol), mientras tanto, Ruki nos pidió que hiciéramos juntos el mayor salto de los últimos 10 años, por lo tanto, nos cogimos de las manos y nos agachamos para finalmente saltar todos juntos. Como es típico de ellos, uno se cayó durante el salto final, en esta ocasión fue Kai.

Antes de salir, cada uno se dedicó a lanzar distintas cosas, Reita sus púas, aunque una de ellas se le cayó al foso, Aoi lanzó sus toallas, también quiso lanzar la mascarilla que había usado en el ensayo, pero los del Staff se la habían llevado, así que disculpándose por ello, con una reverencia, dejó el escenario. Kai lanzó sus baquetas y ayudó a Uruha a lanzar algunas de sus púas. Ruki fue el último en salir del escenario lanzando una de sus botellas de agua a la audiencia.

Justo en ese momento, las pantallas volvieron a encenderse para dar nuevos anuncios, primero sobre DIVISION, fijando la fecha definitiva de su lanzamiento en el 29 de agosto y  dejándonos oír una preview del mismo. Después informaron de dos giras, una durante el verano para su club de fans oficial HERESY, y otra gira en otoño por todo Japón, y que además era únicamente la primera parte.

Nuevamente, mis disculpas por la mala calidad, pero dentro del recinto las cámaras están prohibidas y sólo contaba con mi móvil. 
Después de más de tres horas, el concierto había terminado y, pese al cansancio, aún estaba llena de energía, realmente había estado allí; les había visto. Muchos dirán que the GazettE no es el mejor grupo de la historia, muchos dicen que se han echado a perder y que su música ya no es la misma, que la voz de Ruki está jodida, que hay músicos con mejor técnica… Quizá tienen razón, quizá no. Pero lo cierto es que ningún grupo ha conseguido nunca hacerme vibrar como lo hizo the GazettE aquella noche del 10 de marzo. Para mí, no por su técnica sino por lo que transmiten, son el mejor grupo que podría haber conocido nunca.

Y ya, para terminar completamente, un par de datos qué no sabía muy bien dónde meterlos y un par de observaciones:
En algún momento del concierto, que no logro recordar bien, Ruki le dio a Reita una patada en el trasero mientras este estaba al frente de la plataforma central, y durante el MC final, por algo que dijo Reita, le dio un golpe en el brazo mientras todos se reían.

En los dos intermedios, si sonaron canciones de Guns N' Roses, y al principio sonó una intro que parecía compuesta por Aoi, pero no estoy segura de esto.

Durante el concierto, hubo gente rodando por encima del público. A mí me cayó una chica gal encima, y a mi lado lanzaron a una cosplayer de Reita al foso, por suerte los del Staff pudieron cogerla a tiempo para que no se hiciera daño.

Después del concierto, contabilicé un total de 20 moretones a lo largo de mis piernas, y gracias doy de haber llevado unas botas altas de cuero. Para que luego digan que las fans japonesas son tranquilas...

Ahora, anecdotas graciosas que durante el concierto no lo fueron tanto. Perdí mi pasaporte, mis tarjetas del FC (la de Heresy y la del FC GLOBAL), mi entrada y el número de la consigna. Por suerte al final los encontramos, pero ¡que mal rato! Además, iba con la chaqueta de Black Moral, que a mitad del concierto me tuve que quitar por el calor, bueno... la pobre acabó totalmente pisoteada.

Los MC, son de un Live Report que ha escrito una chica de Live Journal, mi japonés no es tan bueno como para captar todo eso. Si queréis leer su LR (deberíais) id aquí. Y también del Live Report que traduje para JaME World España, aquí

Finalmente, muchísimas gracias por leer este Live Report tan largo, y espero de corazón que podáis sentir una mínima parte de lo que yo sentí estando allí.
Agradeceré infinitamente vuestros comentarios para saber qué os ha parecido!


GazeRock Is Not Dead!

22 comments:

  1. :3 Muy buen narado .

    ReplyDelete
  2. guauuuuuu Daru...he empezado y no podia pararrr......que emocion...la he leido mientras que les escuchaba y en algun momento se me han puesto los vellos de punta...xD
    me alegro que hayas vivido esto en directo...y ahora solo nos toca esperar el dvd a los que no pudimos estar alla, y creeme tras leer esto....se me hara eterna la espera....
    Gracias Guapa!!!! (✿◕‿◕✿)♫•*¨*•.¸¸♪✧

    ReplyDelete
    Replies
    1. Yo las estaba escuchando mientras lo escribía, y tenía que ir parando porque me ponía histérica!!
      Sinceramente espero que saquen DVD de esto, porque ese concierto merecía ser guardado para la posteridad!
      Muchísimas gracias por leer preciosa!

      Delete
  3. nunca me había emocionado tanto leyendo sobre ellos *.* en serio, te envidio mmucho, pero... ¡yo también conseguiré ir algún día!

    ReplyDelete
    Replies
    1. Muchas gracias! Estoy segura de podrás ;)

      Delete
  4. Desde la parte de ''...los primeros acordes de Wakaremichi, su primera canción, llegaron hasta nosotras.'' no he parado de llorar. Sin duda, uno de los mejores live reports que he leído en toda mi vida. De verdad, transmite muy bien los sentimientos que intentas expresar, me encanta. Gracias por compartirlo con nosotras. ^^

    ReplyDelete
    Replies
    1. Vaya, entonces te has pasado casi todo el LR llorando, yo contra todo pronóstico lloré muy poco...
      Me halagas mucho diciendo que es uno de los mejores LRs que has leído, muchas gracias. Me hace feliz saber que logré transmitir todo lo que sentí allí.

      Delete
  5. Me ha encantado el report, nena, ansiaba leer tus propias palabras =)

    ReplyDelete
    Replies
    1. Muchas gracias, espero no haberte decepcionado :)

      Delete
  6. Sakureila27.3.12

    Es la primera vez que escribo, pero es que no podía quedarme sin darte las gracias! Un GRAN report. Me he puesto a llorar casi desde el principio. De la forma en que lo has narrado, me lo he podido imaginar a la perfección y hasta me he puesto nerviosa xD Muchísimas gracias! Ojalá to@s los fans podamos disfrutar de uno de sus conciertos algún día. Para mi sin duda, una de las mejores bandas que he escuchado nunca. Gracias otra vez por compartirlo.^^

    ReplyDelete
    Replies
    1. Muchas gracias a ti por leer y comentar, me hace muy feliz haber logrado transmitir un poco de todo lo que fue aquello con vosotros.
      Estoy segura de que tarde o temprano podrás disfrutar de estar frente a ellos :)

      Delete
  7. No te conozco, no me conoces, pero no sabes lo feliz que me siento por ti, por que hayas tenido la oportunidad de ir a verlos.
    tengo la certeza que algun dia estare frente a ellos, y podre sentir todo lo que describiste aqui.
    muchas gracias por el report!!!

    ReplyDelete
    Replies
    1. Muchas gracias por tu comentario, realmente me ha emocionado, estoy segura de que algún día tendrás la oportunidad de estar frente a ellos y sentir esto tú misma.
      Muchas gracias a ti por leer.

      Delete
  8. Lloré! Me lo he imaginado todo.
    Una pregunta, cómo es que haz conseguido la tarjeta de HERESY? Pensé que sólo era para Japón exclusivo. Y la FCGLOBAL? Me gustaría saber. Gracias. Qué hermoso debió ser eso.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Vaya, me alegro de haber logrado ese efecto.
      La tarjeta del HERESY la tengo porque yo me apunte antes de que lo cerrasen a los extranjeros, y después para mantener mi número y contraseña en activo me apunte al FCGLOBAL, puedes apuntarte aquí: http://www.musicjapanplus.jp/fanclub/pscompany/

      Sí, la verdad es que fue una experiencia realmente hermosa. ( -^.^- )

      Delete
  9. Anonymous1.5.12

    He llorado como estúpida con tu LIVE REPORT.. Fue increíble y me imaginaba cada cosa que escribías.. La verdad es que me da algo de envidia, estoy muchísimo mas lejos que tu de ellos, en América para ser exactos, pero me alegro mucho que fans del extranjero puedan ir a Japón y disfrutar de su música, aunque somos muchos los que aun esperamos que salgan y hagan un Tour mundial.. Gracias por compartir tu experiencia, de verdad..

    ReplyDelete
    Replies
    1. Me alegro de corazón de que pudieses sentir una parte de todo lo que fue aquello, sentía que decía compartir esto con todos los fans que no pudieron, por una razón y otra, estar allí aquel día.
      Realmente, yo también espero por un Tour Mundial que estoy segura de que tarde o temprano llegará!

      Delete
  10. Anonymous22.5.12

    Soy Misu/Aoireitakun (por si las moscas xD)

    Como ya te había comentado antes, nunca leo LR hasta que no haya pasado un tiempo del live en cuestión, ya que me deprime no haber conseguido una vez más haber estado allí,pero ya había llegado el momento de leer uno de DECADE, y solo puedo decir que me alegra haber leído el tuyo.

    Has plasmado con cada palabra las sensaciones que viviste allí, y me has hecho sentirlas como si fueran propias. La verdad, como dices tú y estoy completamente de acuerdo, tal vez no sean la mejor banda en técnica, pero lo que sí es seguro, es que nos hacen vibrar y sentir como ningún otro grupo con su música lo consigue. Y compartir esa sensación con muchos otros me hace feliz, y sentir como si estuviera en una familia de la que no podré olvidarme nunca.

    Muchas gracias por escribirlo y compartir lo que viviste allí. No voy a mentir, me has sacado lágrimas, pero también sonrisas.

    En serio, gracias. Espero poder yo también conseguir mi sueño pronto.

    P.D. Adoro los momentos de Aoi y Reita lol Me he reído como si lo estuviera viendo en directo xD

    ReplyDelete
    Replies
    1. Me emociona que digas eso de mi LR, realmente sentía que había quedado demasiado extenso e incluso pesado, pero es genial ver que a todos os gusta y que habéis podido captar todo lo que aquella noche esos cinco hombres nos hicieron sentir a todos los presentes...

      La verdad es que sí, las Sixth Guns somos como una familia, y aunque yo soy muy dada a mantenerme alejada porque no me gusta demasiado el ambiente, no se puede negar que en momentos como estos uno tiene ese sentimiento de unidad que es hermoso.

      Estoy segura de que pronto conseguirás verles, trabajaremos juntos todos para hacer que ese sueño de muchos fans sea una realidad.

      Delete
  11. Madre mia!! lo tuyo si es un live report!! yo lo escribí desde el hotel por la noche y con la mezcla de cansancio y emoción no me extendí tanto jejeje y ademas has puesto fotos! a mi me daba un miedo terrible sacar el movil en el concierto, teníamos hombrecillos de negro por todos lados con carteles de fotos no.
    Tu viaje y el mio debieron ser muy distintos, me ha chocado mucho lo de que os nevara, nosotros pasamos el calor del infierno ese día jajaja.
    un saludo!

    ReplyDelete
    Replies
    1. Este lo escribí al volver a casa, la verdad es que después del concierto en lo único que podía pensar era en dormir, y los siguientes días en Japón fueron un no parar, así que no tuve mucho tiempo de escribir.

      Las fotos de la sala, realmente son después del concierto, cuando ya estábamos saliendo, y la primera donde se les ve a ellos es de una revista japonesa x) La política sobre imágenes de grupos en Japón parece ser bastante estricta, y tampoco quería arriesgarme a verme fuera de la sala por una par de fotos xD

      Sí, parece que lo fueron. Nosotras es que fuimos a medidas de marzo, aunque a mí también me chocó muchísimo el que estuviera nevando ese día... el resto de días tuvimos una temperatura bastante agradable :)

      Un saludo y gracias por comentar ^^

      Delete

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...